Fundación Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura


Centro Extremeño de iNvestigación, Innovación Tecnológica y Supercomputación


Supercomputación en Extremadura

ÚLTIMAS NOTICIAS

Entrevista al Director General de COMPUTAEX

José Luis González

La ciudad de Trujillo acogió dulcemente al supercomputador LUSITANIA (el ordenador más potente de Extremadura) y se acomodó impredeciblemente en el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas, con sede en el conventual de San Francisco, y su presencia inesperada da pasos agigantados para proyectarse al mundo entero. Es José Luis González Sánchez, Doctor Ingeniero en Informática, investigador y profesor en la Universidad de Extremadura, quien coordina a los ingenieros que hoy ‘ponen a punto’ el supercomputador Lusitania, quien nos da detalles de su capacidad y las proyecciones de futuro. Hay varios equipos como éste en Europa, pero el de Extremadura es de los mejor dotados, asegura el profesor, quien nos explica que "el supercomputador tiene un nombre, Lusitania, que representaba la antigua provincia romana, donde actualmente está la capitalidad de Extremadura; y tiene una capacidad de acción importante".

Eclipse Solar 2009

Mérida, 20 jul (EFE).- El consejero de los Jóvenes y del Deporte, Carlos Javier Rodríguez, visitará mañana en Mérida a los jóvenes que participan en campamentos de la Campaña de Verano y que se reunirán para ver en directo el eclipse solar que la expedición científica española "Shelios" retransmitirá desde China. El consejero y la directora del Instituto de la Juventud, Susana Martín, asistirán al albergue de El Prado a partir de las nueves y media de la noche, hora a partir de la cual los jóvenes disfrutarán de la Exposición "Espectáculos celestes", del Huerto Astronómico, Talleres de Break dance y graffiti, y de un espectáculo de "Magia con las Estrellas" y un taller musical.

He aquí la supercomputadora Lusitania

Supercomputador LUSITANIA

El acto de presentación de la supercomputadora de Extremadura se celebró en Cáceres, en las modernas instalaciones del CCMI (Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón), al que el aparcamiento casi se le quedó pequeño. Tres guardias de seguridad guiaban al visitante desde la entrada al Centro-vigilada por un furgón de la Policía Nacional y varios agentes- hasta la puerta del párking, repleto de berlinas premium.

Escaleras arriba, en la recepción, lo que sobresalían eran las corbatas. Y entre ellas, una bata blanca, la de Jesús Usón, el 'extremaño' -como él mismo se ha definido más de una vez- que llegó a Cáceres desde Zaragoza hace más de 25 años, se encontró unas instalaciones de lo más humilde y que ahora da nombre a un centro impecable que lo mismo vale para ensayar cirugía de alta precisión que para un congreso de blogueros o para presentar una supercomputadora.

Un superordenador extremeño agilizará la investigación científica y empresarial

Presentación LUSITANIA

AITOR FERNANDEZ - El Periódico de Extremadura Los centros y grupos de investigación, la universidad y las empresas públicas y privadas de Extremadura tienen ya a su disposición el superordenador Lusitania, un computador de altísima capacidad de procesamiento de datos que permitirá resolver con mucha mayor rapidez y precisión cálculos de ingeniería, física, química, biomedicina, climatología o agricultura, entre otros muchos campos de aplicación. Es decir, cuentan con una herramienta íntegramente extremeña que agilizará sus proyectos e investigaciones. En palabras del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, "nos hará más competitivos".

Lusitania fue presentado ayer en Cáceres, en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMI). Ha supuesto una inversión superior a los 7,8 millones de euros, está instalado en el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas (Ceta-Ciemat) de Trujillo y, a falta del desarrollo de las últimas aplicaciones para permitir su acceso a los usuarios, está listo para entrar en funcionamiento. Eso sí, una vez se construya la Ciudad de la Salud, en la capital cacereña, se trasladará al CCMI.

Páginas