Impulso europeo a la Supercomputación con la Firma de la Declaración EuroHPC

Versión para impresiónVersión en PDF

El pasado 23 de marzo, en el marco del 60 aniversario del Tratado de Roma, siete países de la Unión Europea (España, Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal) firmaron en Roma la declaración EuroHPC, cuyo objetivo es que Europa albergue en 2022 supercomputadores de nueva generación.

La iniciativa considera las recomendaciones de la Comisión Europea sobre supercomputación en tecnología exascale, la cual permite realizar un trillón de operaciones por segundo, alcanzando velocidades mil veces mayores que las que ofrecen los supercomputadores actuales. Así, se pretende impulsar dicha tecnología en Europa, asegurando la adquisición de los supercomputadores del futuro al mismo tiempo que se ampliarán las posibilidades de las empresas y las administraciones públicas para acceder a los mismos. Esto tendrá un importante efecto en distintas áreas científico-tecnológicas, como la medicina, la industria farmaceútica y la biotecnología, agroindustria, nuevos materiales, energía, seguridad y comunicaciones, entre muchas otras.

La hoja de ruta a seguir durante los próximos años, así como la propia movilización de fondos europeos que supondrá el impulso para esta tecnología, serán definidos a través de un foro, previsto por la declaración EuroHPC. La Red Española de Supercomputación, de la que forma parte la Fundación COMPUTAEX, jugará un papel clave en la implementación de este acuerdo, que permitirá a España situarse en la vanguardia de la supercomputación.

Más información:

Noticias relacionadas: